Pedalear… en la frontera

Los blogs siguen siendo un instrumento de comunicación adecuado para construir y aportar valor en una conversación. Esa es una de las claves que han merecido alumbrar Eutopía como un buen lugar para contar y dialogar contigo, que nos acompañas con tu compromiso de persona lectora y/o suscriptora.

Pero hay más “lugares buenos” que plantean realizar un “diálogo en la frontera” doblemente necesario para abrir, buscar y lograr un entendimiento que favorezca la esperanza y las respuestas; y desde la frontera, porque es allí donde se agudiza el sufrimiento humano que nos reclama justicia.

Por eso, nos ha parecido muy oportuna la propuesta de nuestros vecinos jesuitas, justo aquí al lado, que nos ofrecen el blog coral entreParéntesis. Allí, Manolo Copé, responsable de compromiso de la HOAC, es una de esas voces del coro, “afinado” como está, y convencido que desde la periferia, su “frontera particular, la del trabajo y la Iglesia es clave para adentrarse en este mundo de la fe y la política y sus fronteras, sus diálogos, sus encuentros y desencuentros”.

Te invito a leer su primer texto: ¿Y si montamos en bicicleta? La fe es como una bicicleta: “se vuelve efectiva en la sociedad sobre dos ruedas, la rueda de la religión y la rueda de la política.” Leonardo Boff.

Foto | Marisali (CC)

Confesiones de una racionalista con fe

El fanatismo ha golpeado el corazón de Europa, como por otra parte lo hace a diario en tantas partes del mundo y lo ha hecho tantas otras veces a lo largo de la Historia. El análisis de @jitorreblanca, tituladoEs política, no religión”, me parece de los más acertados que he podido leer. Dice: “el conflicto dominante no es entre el islam y occidente, sino dentro del mundo islámico, víctima de fracturas entrecruzadas de carácter étnico, geopolítico o económico, entre suníes y chiís, kurdos y turcos, autoritarios y democráticos, laicos y religiosos, ricos y desposeídos”. El colaborador de Noticias Obreras, Juanfran Garrido, en su artículo de enero “El papa Francisco y la comunidad política”, aborda el papel que las religiones deben ocupar en las sociedades democráticas y las aportaciones que pueden hacer.

@pepemontalva
@pepemontalva

A modo de confesión personal, les dejo lo siguiente:

Primero, mi total solidaridad y simpatía por los trabajadores de “Charlie Hebdo”, sus familiares, amigos, suscriptores, lectores y allegados.

Segundo, condena absoluta a este ataque a la libertad de expresión, fruto del fanatismo, en este caso, de signo islamista.

Tercero, mi compromiso con el combate a todo tipo de totalitarismo que sacrifican a las personas y los grandes valores humanos en provecho de intereses egoístas.

Cuarto, un ruego: democracias laicas inclusivas que respeten a las minorías y puedan valorar las grandes aportaciones que pueden hacer las distintas corrientes espirituales y culturales presentes en nuestro mundo.

Quinto y último, más humor para encajar la autocrítica y la heterocrítica, y mucho amor, tanto propio como al prójimo.