La lucha desesperada por la vivienda

Más de dos mes acampados frente a la Junta Municipal de Carabanchel (Madrid) llevan Lidia y Santi, padres de cuatro hijos de 13, 10, ocho y tres años de edad, desahuciados, el pasado 13 de junio, de un piso de un fondo de inversiones calificado como “buitre”.

Lidia y Santi llevan mucho tiempo en paro. Nunca han tenido una casa propia aunque hace años solicitaron una pública. Reciben 655 euros al mes a través de la Renta Mínima de Inserción que abona la Comunidad de Madrid y gestionan los servicios sociales del ayuntamiento de la capital. Los menores están escolarizados en colegios públicos donde cuentan con ayuda para costear los servicios de comedor.

Continuar leyendo “La lucha desesperada por la vivienda”