Apoyo a Mabel @Mabel12061965, trabajadora despedida por problemas de salud

Mabel Lashras (@Mabel12061965), entrevistada (ver más abajo) en Noticias Obreras en abril de 2015 en la sección de Vidas Precarias, ha sido despedida por Carrefour. Es el pago a 26 años de trabajo y de esfuerzos que están en el origen de su lesión en la espalda. Parece ser también el castigo por haber encabezada la lista en la elecciones sindicales.

En la conversación telefónica con el equipo de publicaciones de la HOAC, Mabel ha confesado encontrarse “mal” tras haberse quedado en el paro a una edad “con pocas perspectivas de inserción laboral” pero también “por la actitud de la empresa que no está por la labor de readmitirme”.

En 1997 al caerse de una escalera mientras trabajaba en el centro de El Saler (Valencia) comenzaron sus problemas de espalda. No obstante siguió trabajando con normalidad hasta que a partir de 2014, coincidiendo con el constante cambio de puesto de trabajo, se resintió de sus dolencias. Dos años antes, había decidido encabezar una candidatura sindical por CC.OO., cuyos compañeros la eligieron delegada sindical.

“Desde que empecé a poner escritos y reivindicar que se cumpliera la ley en el centro, aprovechando la reforma laboral del 2012, empezaron a mandarme tareas que no debería realizar por los problemas de espalda, como cargar carritos de tres piezas, atender las cajas cuando más cola había y más cargados estaban los carritos, a recoger carros en el parking”, comenta.

“A la gente de mi edad no la quieren en la empresa, tampoco a los que quieren hacer valer sus derechos y por desgracia, la mutua me ha declarado no apta para el trabajo encomendado”, relata. También se siente perjudicada por las sanidad valenciana, puesto que “con la demora en las listas de espera, todavía no han podido intervenirme. Si me hubieran infiltrado, se me habrían pasado los dolores y no tendría que haber cogido tantas bajas”, aclara.

CPLC0kfWIAAbUKF

CC.OO. ha lanzado una campaña de apoyo #CCOOconMabel a la trabajadora y de presión a la empresa para que reconsidere su actitud, a la que se suma el Equipo de Publicaciones de la HOAC. Movilización que agradece la propia Mabel, quien declara que “si me dieran a elegir entre cobrar una indemnización por grande que sea y volver a mi trabajo, mañana mismo volvería a mi empleo”.

Entrevista publicada en Noticias Obreras, número 1570, abril 2015.

Trabajadora en Carrefour:

«He llegado a trabajar 12 días sin descanso»

José Luis Palacios @jlpalas

María Isabel Lasheras, de 49 años de edad, está casada y es madre de un hijo de 13 años. Hace 26 años empezó a trabajar en Continente, ahora Carrefour. Desde que se cayó de una escalera cuando ordenaba una estantería, su salud ya no es la misma. El trabajo sin descanso y la polivalencia en el empleo también le pasan factura.
–¿Cuándo empezó a deteriorarse su salud?

–Me caí de una escalera a la que me había subido para colocar unas cosas. Eso pasó en 1997. Al principio, no noté nada especial, además del dolor. Pero cuando me fui a casa tenía el tobillo hinchado y no podía caminar normal. Fui al médico de la mutua y dijo que se me pasaría. La espalda cada vez me dolía más hasta que un día no me pude levantar de la cama. Tenía una hernia discal. La mutua me mandó a la Seguridad Social para que me operaran. No se reconoció como accidente laboral.

–¿Qué secuelas tiene?

–Me han operado dos veces, pero sigo con dolor. He llegado a estar once meses seguidos de baja. Pero pedí el alta voluntaria por miedo al tribunal de incapacidades. Me reincorporé al trabajo. Estoy a la espera de que la mutua me dé los resultados de la última valoración. He tenido épocas de caer en picado, de P 08 VPno poder dormir, además vivía con ansiedad y tensión. Llegué a ganar 13 kilos por las ansiedad. Estando de baja los perdí pero ahora temo volver a cogerlos.

–¿A qué se debe la tensión?

–Hace años que se implantó la polivalencia en el puesto, lo que quiere decir que te pueden mandar a hacer de todo. Desde que me caí he trabajado en proveedores. Cuidando que los clientes no roben la ropa, «emprendando» las devoluciones y volviéndolas a colocar en su sitio. Pero ahora también me mandan a las cajas. No nos preparan para estar ahí y vas justo cuando hay más agobio. Tienes que resolver todo, las devoluciones, estar atenta para que no te cuelen billetes falsos… Gracias a las demás compañeras, lo sacas adelante.

–¿Cómo le afecta el ritmo de trabajo semanal?

–Nos dan un calendario trimestral. En teoría al año tienes derecho a cuatro domingos libres y a tres lunes y domingos seguidos, para tener dos días de descanso del tirón. Pero no siempre lo cuadran y llegas al último trimestre sin que te los hayan dado… He llegado a trabajar 12 días sin descanso. Ahora abrimos todos los días del año, de lunes a domingo. Normalmente trabajo desde las 9 de la mañana a las 16:00 de la tarde. Pero ya nos han dicho que van a cambiar el horario de modo drástico a dos personas de mi departamento, sin que nos hayan dicho todavía a quiénes les ha tocado.

–De conciliación, ni hablamos…

–La conciliación con la vida familiar aquí es imposible. Mi hijo se está solo en casa desde que sale, a las dos de la tarde hasta que llego a las cuatro. Cuando se ponía enfermo, le tenía que llevar con mi familia, que vive a 50 kilómetros de mí. Desde el 2010 no hemos coincidido mi marido, mi hijo y yo de vacaciones.

–¿Siente que dada su edad no es rentable para su empresa?

–La tensión es constante. A lo mejor para alguien más joven no supone tanto, pero a ciertas edades todo esto se acusa. La gente de mi edad siente que a pesar de todo lo que haya hecho por la empresa, no nos quieren, no les servimos, no nos valoran. Nos quieren fuera.

suscripcion

«Laudato si’» | Noticias Obreras

Nos llegan solicitudes para acceder a los contenidos de la revista Noticias Obreras del mes de agosto. En esta número, editamos tres artículos sobre la encíclica del papa Francisco «Laudato si’» que hoy ponemos a disposición, junto con el resto de contenidos, por solo dos euros.

El archivo que te descargas contiene:

El «Tema del mes» • «Laudato si’», salto cualitativo en el Magisterio de la Iglesia ante la cuestión ambiental. La experta en ecología y franciscanismo, Margarita Suárez, comenta los principales avances que «Laudato si’» supone para la Doctrina Social de la Iglesia.

En la sección «Política» • «La carta de Bergoglio merece ser leída y discutida». El profesor de la Universitat de València Ernest García acepta la propuesta de diálogo de Francisco y ofrece su visión sobre plateamientos ecologistas.

En la sección «Economía» • «Laudato si’ y la economía». El pensamiento sobre el modelo económico de Bergoglio mantiene su coherencia también en su encíclica, como señala Enrique Lluch.

El contenido completo del número de la revista que compras puedes leerlo aquí.

Nuestra revista se edita por las aportaciones económicas que realizan los suscriptores y las suscriptoras. Para apoyar la publicación, tienes la posibilidad de suscribirte en apenas dos minutos.

#LeyMordaza para recortar las libertades ciudadanas

El pasado mes de febrero, en la revista Noticias OBRERAS abordamos la filosofía y consecuencias de la Ley Mordaza desde la perspectiva de diversas voces críticas.

Colaboraron en aquel «Tema del mes»:
• «La Ley Mordaza: Seguridad a costa de libertad». Por José Luis Rey Pérez, profesor de Filosofía del Derecho de la Universidad de Comillas.
• «Quieren convertir el conflicto social en un conflicto de orden público». Por Empar Pablo Martínez, de CCOO.
• «El Gobierno ha incluido casi con disimulo una reforma de la Ley de Extranjería». Por Esteban Tabares, de Sevilla Acoge.
• «Protestar se va a convertir en una actividad de lujo». Por Miguel Ángel Soto, de Greenpeace.
• «Se va a legalizar la criminalización de las movilizaciones». Por Ramiro Vega, de la PAH.

Hoy, el día que entra en vigor esta ley, liberamos gratuitamente para su descarga su contenido. Insistimos: @nosomosdelito

Movimiento en red

Comparto con vosotros y vosotras este texto escrito para el boletín INFOR del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos, que te puedes descargar integramente aquí.
***

Es necesario comprender el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en la construcción –en palabras del papa Francisco– de una “experiencia humana” más allá de un claro espacio tecnológico.

El acceso y uso masivo de las redes sociales las convierten en un espacio diferente para la evangelización y, con ello, para la caridad política y la espiritualidad. De la misma forma que admitimos esta perspectiva, añadimos la importancia de mejorar nuestra capacidad de adaptar nuestro quehacer a las peculiaridades de cada ámbito donde queremos implicarnos, manteniendo así una presencia activa. Al menos, esto es lo deseable.

La Hermandad Obrera de Acción Católica, la HOAC, viene incorporándose tanto organizativamente como a través de sus militantes a esta gran conversación pública que suponen las redes sociales. A nuestra forma de ser, pensar y actuar… incorporamos nuestra presencia en la esfera digital, para formar parte de una nueva comunicación, de una nueva difusión más activa, más recíproca y también más abundante. Una comunicación que utiliza unos rasgos particulares; que condicionan el mensaje según el medio que se utilice; que hace inaplazable nuestra incorporación para añadir contenidos propios que aportan el “valor” que nos es propio: nuestras acciones, las campañas, los comunicados, las oraciones, las publicaciones… Si no lo hacen nuestros movimientos, ¿quién lo hará?

Continuar leyendo “Movimiento en red”

“¿Un modelo económico para las personas?”

Uno de los colaboradores de Noticias Obreras, Enrique Lluch, organiza, junto con nuestro querido amigo el secretario general de Cáritas España, Sebastián Mora, un más que interesante curso de verano. Será del 13 al 17 de Julio en Santander (en el palacio de la Magdalena) lleva por título “¿Un modelo económico para las personas? Propuestas”.

6848822477_11c5a7dfab_z

Viendo la lista de ponentes, no dudo de que las personas que acudan sacarán gran provecho. Muchos de ellos han dejado rastro en nuestras páginas. Por citar solo a aquellos cuya huella digital es fácil de encontrar: Zagmani, Francisco Álvarez, o el propio Lluch 

Más allá de los nombres, hay que resaltar, sobre todo, la orientación del curso. No puede ser más oportuno y necesario. En esta época en la que el llamado “turbocapitalismo” parece encontrarse en un callejón sin salida, sin que aparezca en el horizonte ninguna alternativa factible, necesitamos otear aquellas propuestas que pueden responder mejor a las aspiraciones más profundamente humanas.

Afortunadamente son muchas las personas que llevan tiempo ocupadas en buscar esas alternativas económicas más humanas. Como sabrán bien los lectores asiduos de las publicaciones de la HOAC, propuestas no faltan, como la teoría del decrecimiento, la economía de comunión, del bien común, del buen vivir… Tal vez, dichos planteamientos estén alcanzado ya su grado de madurez, gracias entre otra razones a esas experiencias prácticas que sirven para medir sus límites y posibilidades reales.

¿Qué mejor que comprobarlo en este curso?

Inscripciones

 

 

Características de la @hoac_es en la esfera digital #Religa2

Comparto con vosotros y vosotras la presentación realizada en el seminario «Las religiones como movilizadoras a la acción. Qué causas, qué estilo, qué base social, qué lenguajes…» organizado por EntreParéntesis como actividad abierta del Máster en Comunicación, Cultura y Ciudadanía Digitales y donde tuve la ocasión de aprender de Francisco Polo (Change.org) y de Gumersindo Lafuente (porcausa.org).

Agradecer a quienes habéis aportado y preguntado. También a quienes activaron las redes interactuando con el evento. Animo a seguir incorporando opiniones, sugerencias, aportaciones… puedes hacerlo en los comentarios. Y ando interesado en recoger más experiencias concretas de nuestra presencia activa en las redes, para contarlas en próximas ocasiones.

Actualización 07.05.2015 • Crónica publicada en EntreParéntesis.

Ni los grandes detractores de Internet y las redes sociales pueden negar la fuerte influencia que tiene sobre personas y grupos. De ahí que sea muy interesante dedicar una sesión a la cuestión del ciberactivismo, al compromiso social en la red.

Moderados por el periodista Gumersindo Lafuente, los ponentes de este encuentro son dos: Abraham Canales, de la HOAC, como responsable de comunicación; y Francisco Polo, director de change.org. El primero realizó una presentación muy ordenada y directa de lo que entiende que el mundo digital, no como mundo paralelo sino como parte de la realidad actual, potencia y complementa. De este modo subrayó destacó las características de la presencia de la HOAC en las redes sociales(presencia activa, militante y comprometida, coherente y dialogante), como un lugar más donde desarrollar su identidad y misión con los trabajadores. Abraham expuso los tres momentos en los que han tenido mayor impacto y difusión: la denuncia de la matanza de estudiantes el Kenia, un caso de desahucio, y la campaña de Navidad de este año vinculada a los CIE. Termina su presentación, con mucha honestidad, hablando de retos de futuro para la HOAC en el terreno digital: crear un mayor entorno en redes potenciando el alcance, formar a los militantes para que su presencia sea más coherente y de mayor calidad, mejorar la conversación en los distintos ámbitos que se facilitan, y evaluar su propio trabajo, esfuerzo y presencia.

Seguir leyendo…

Iglesia Viva

Neus Forcano, autora del último cuaderno de Ediciones HOAC, me envía un correo electrónico para anunciarnos e invitarnos a la realización del acto de presentación de la renovada revista Iglesia Viva -publicación que ya cuenta con 50 años de trayectoria- y que se realizará, el viernes 10 de abril a partir de las 19h, en Valencia

En esta presentación se mantendrá un diálogo en torno a “La política hoy, entre la utopía y el pragmatismo” con la participación de Antonio Duato, Teresa Forcades y Antonio Ariño.

Los amigos y las amigas de Iglesia Viva, con la que compartimos mutua suscripción con Noticias Obreras, ponían en marcha hace unas semanas su nueva web.

Nos alegramos doblemente, por el “nuevo traje web” y por el cincuentenario de esta publicación de pensamiento cristiano. Al inicio de esta etapa ya saben que pueden contar con las publicaciones de la HOAC.

Allí estaremos.

#Ebook Democracia y dignidad para las mujeres…

Cuaderno Nº 10 de Ediciones HOAC en formato de libro electrónico (ebook) ya lo tienes disponible para su lectura desde cualquier dispositivo electrónico (tableta, smartphone…) por solo 1 euro y descarga directa.

«Democracia y dignidad para las mujeres ante situaciones de precariedad» de Neus Forcano.

Su lectura es esperanzadora, sugerente y anima a la reflexión. En ese quehacer, la HOAC -y sus militantes- en su vocación de ser Iglesia en el mundo obrero, se siente llamada a acompañar a las trabajadoras en esos procesos de deshumanización y empobrecimiento para construir espacios comunitarios de solidaridad, justicia y dignidad. Imprescindible.

Más detalles de la publicación.
■ Nota. La compra se realiza a través del sistema PayPal (no es obligatorio darse de alta). Solamente necesitas para el pago tu tarjeta bancaria.

Lecturas con sustancia

Ya han llegado algunas de las preciadas publicaciones con las que alimentamos el cerebro y el corazón. Extiendo sobre la mesa de trabajo aquellas a las que no quiero perder de vista. Mientras buscamos contenidos para nuestras publicaciones del mes siguiente, aprovecho para conocer de qué hablan tantos buenos amigos que todavía defienden el valor de la palabra impresa. Es una riqueza enorme que muchas veces pasa desapercibida. ¿Alguien recogerá esta desprendida y valiente siembra? ¿Qué nos falta a los que intentamos promover cambios personales y sociales mediante la tinta y el papel para hacer que nuestras voces se oigan en medio del barullo mediático?

publicacionesamigas

Vivir en el “mientras tanto”

 

Me había estado preparando torcidamente para algo parecido a esto. No me consolaba ni me justificaba con ello, pero sí me permitía regodearme en la extrañeza, que roza siempre un sentido poético algo estúpido, y desde ahí aventuraba que se trataba tan solo de un “mientras tanto”

Desde que leí el libro “La trabajadora”, quería conocer a su autora. Las  gestiones con su editorial y con la propia escritora se han traducido en una entrevista que publicaremos en la revista “Noticias Obreras del mes de marzo. Elvira Navarro aparece ya con cierta frecuencia en los suplementos culturales y en las reseñas literarias. Su última obra le ha servido para que la consideren una “escritora comprometida”, una “promesa” y una de las voces más “personales” de nuestras letras.

El libro me cautivó por la esmerada descripción de las calles de la periferia de Madrid, por la serena rabia con que profundiza en la precariedad laboral y la ausencia de prejuicios sobre la fragilidad mental. Pero si hay algo que sobresale en la novela es el cuidado con que se adentra en las expectativas rotas de sus protagonistas. La inseguridad y el riesgo, como una fuga de agua inadvertida en las tuberías de un cuarto de baño que debilita silenciosamente la estructura del edificio que habitamos, causan estragos en nuestros más preciados sueños. Elvira Navarro nos lo cuenta con una mirada cargada de intención, para que no olvidemos que el desorden se ha instalado entre nosotros. No nos quedan más salida que hacerle frente creativamente y asumirlo con dignidad. O sucumbir.

“En lo que duraban estos viajes por calles de las que luego guardaba una memoria nítida, aventuraba soluciones, como la de alquilar un cuartucho del apartamento, antiguo vestidor, para desahogarme económicamente; no obstante, enseguida me daba cuenta de que no quería a nadie en mi casa, y de que además me había instalado en una paradójica familiaridad, pues todos mis másteres y mis estancias en el extranjero se revelaban como una negación anticipada de lo que me ocurría. Es decir; que me había estado preparando torcidamente para algo parecido a esto. No me consolaba ni me justificaba con ello, pero sí me permitía regodearme en la extrañeza, que roza siempre un sentido poético algo estúpido, y desde ahí aventuraba que se trataba tan solo de un “mientras tanto”. (“La trabajadora”, págs. 47-48)